Navegación – Mapa del sitio
Reseñas/Recensões

Isaac Nakhimovsky, The Closed Commercial State. Perpetual Peace and Commercial Society from Rousseau to Fichte

Héctor Arrese Igor
Referencia(s):

Nakhimovsky, I., The Closed Commercial State. Perpetual Peace and Commercial Society from Rousseau to Fichte, Princeton: Princeton University Press, 2011, 216 pp., ISBN 9780691148946

Texto completo

1La publicación de este estudio de Isaac Nakhimovsky sobre El Estado comercial cerrado (1800) es un evento saludable para la investigación especializada en este tema, así como para el estudioso de la filosofía política en general, porque constituye un trabajo serio sobre las fuentes del texto y el marco histórico en el que fue redactado. De este modo, este trabajo arroja una nueva luz sobre la problemática de esta obra emblemática de Fichte, que ha generado tanto detractores como defensores apasionados, a más de dos siglos de su publicación.

2El libro de Isaac Nakhimovsky presenta un estado de la cuestión detallado y completo respecto de las diferentes interpretaciones del Estado Comercial Cerrado, desde su lectura en términos de una defensa de un ideal de Estado militarista y dictatorial, hasta quienes lo entendían como un republicano, precursor del socialismo y del Estado de bienestar. Frente a estas diferentes interpretaciones, Nakhimovsky considera que este texto clásico es un intento de controlar la competencia entre los Estados, aliviar el conflicto de clases y producir la transformación moral de las relaciones económico-políticas modernas.

3Nakhimovsky logra enmarcar el texto de Fichte en los debates contemporáneos en torno de la viabilidad de la Revolución Francesa, atendiendo a la estructura geopolítica de la Europa de aquel entonces. Por un lado, estaba la problemática, desarrollada por Herder, relativa a la situación geográfica de Francia, que no era una isla, como Gran Bretaña, o no estaba separada de Europa por un océano, como era el caso de los Estados Unidos de Norteamérica. Otra cuestión señalada por Herder tenía que ver con la sustentabilidad de la economía francesa, dadas las relaciones comerciales que debía establecer con los demás Estados. Por otro lado, también estaba el problema considerado por Kant de si se podía establecer una constitución civil republicana en un país que no estableciera una relación gobernada por leyes con los demás.

4A partir de este trasfondo, Nakhimovsky reconstruye la argumentación fichteana de la Contribución a la rectificación del juicio del público sobre la Revolución Francesa (1793), donde se sostenía que los Estados europeos eran meros accidentes de la historia, y no comunidades políticas genuinas. Los Estados modernos, según esta línea de razonamiento, estarían regidos por el principio de los animales carnívoros. En consecuencia, Fichte veía al sistema de los Estados como una maquinaria perversa construida por medio de un mecanismo de estamentos sociales, de acuerdo con el cual cada uno oprime al inmediatamente inferior. De allí que Fichte considerara que, dado este estado de cosas, la única posibilidad de coexistencia entre los Estados fuera el mero balance de poder entre ellos. Frente a este estado de cosas, Fichte se declaraba optimista respecto de la posibilidad de que la Revolución Francesa transformara este orden internacional perverso en un orden cosmopolita de paz perpetua.

5En su Contribución a la rectificación del juicio del público sobre la Revolución Francesa Fichte comenzó a desarrollar la tesis de que no puede pensarse un Estado justo si a la vez no se postula un orden internacional que garantice los derechos de los ciudadanos al interior de la comunidad política. Como bien señala Nakhimovsky, esta será la problemática central de El Estado comercial cerrado. Sin embargo, el libro nos permite recorrer ciertas estaciones intermedias entre estos textos de la década de 1790 y el clásico de 1800.

6En particular, Nakhimovsky se detiene en Algunas lecciones sobre la misión del académico (1794), destacando la concepción fichteana de la sociedad humana como una empresa cooperativa para el mutuo apoyo, en dirección al desarrollo de la propia personalidad moral. Pero Nakhimovsky también contrasta esta concepción de la sociabilidad con la idea fichteana del Estado, entendido como un mero medio para el establecimiento de una sociedad perfecta. En última instancia, lo que más interesa al autor es la tesis de que el Estado, en tanto que mera mediación, está destinado a abolirse a sí mismo, una vez que los seres humanos hayan logrado el pleno ejercicio de su razón en el ámbito de la moralidad. El autor considera que esta idea es relevante, sobre todo porque se ubica en el complejo de debates en torno de la necesidad del poder estatal, fundado en la coacción, en razón de la sustentabilidad de una comunidad fundada en las relaciones cooperativas de los ciudadanos. Por otro lado, esta problemática será abordada explícitamente por Fichte en el Fundamento del derecho natural (1796/1797), e implícitamente en El Estado comercial cerrado.

7Al internarse en este plexo de ideas, Nakhimovsky se detiene en primer lugar en la tesis desarrollada por Kant en Idea de una historia universal desde un punto de vista cosmopolita (1784), de que el hombre ingresa a la vida social movido por una “insociable sociabilidad”, en contra de la tesis desarrollada por Fichte en Algunas lecciones sobre la misión del académico. Esta tesis habría llevado a Kant, desde el análisis de Nakhimovsky, a pensar que el Estado es un elemento imprescindible de la vida social, porque el carácter antisocial de los seres humanos los lleva a crear órdenes cada vez más acordes al ideal del derecho para así gobernarse ellos mismos.

8En orden a delinear mejor este trasfondo en el que tiene lugar la filosofía política de Fichte, Nakhimovsky se centra en el proyecto de Emmanuel-Joseph Sièyes, quien, en ¿Qué es el Tercer Estado? (Qu'est-ce que le tiers état?, 1789), defendía la necesidad de que el pueblo francés identifique a una persona para que tome las decisiones últimas y más importantes, a fin de evitar la desintegración interior y poder resistir a un ataque externo. Sièyes era un promotor de un sistema representativo de gobierno, con elecciones indirectas a partir de los niveles locales, que culminaría con la elección de un representante unitario de la voluntad nacional. Esto ponía a Sièyes en las antípodas de los defensores de la democracia directa. Nakhimovsky ubica el proyecto de Sièyes en la misma línea del kantiano. Debemos agregar que, además, se ubica también en la dirección del derecho natural fichteano de 1796/1797.

9Nakhimovsky pone énfasis en el rechazo de Siéyes a la concepción fraternal de la política, en contra de las tesis del joven Fichte. Para aclarar la cuestión recurre al par conceptual de la “unión” y la “concordia”, desarrollado por Hobbes. Mientras que la “concordia” hacía referencia a un consenso moral pre-político, fundado en la idea de la sociabilidad natural, la “unión” implica que una “multitud” anárquica de individuos se convierta en un pueblo capaz de actuar colectivamente únicamente por medio de la voluntad del agente representativo.

10Para ampliar aún más la perspectiva abierta por el pensamiento fichteano, Nakhimovsky desarrolla el debate entre Sièyes y Thomas Paine que tuvo lugar durante el verano de 1791 en el diario parisino Moniteur y luego traducido rápidamente al alemán. En el curso de este debate, Siéyes argumentaba que el enemigo del republicanismo no era la monarquía, porque el modo de coronar al gobierno era independiente de su carácter republicano, toda vez que este último residía en la búsqueda del bien común. En consecuencia, desde el punto de vista de Siéyes, el enemigo del republicanismo era más bien la poliarquía, que es el gobierno de un grupo, donde las decisiones se resuelven por el voto mayoritario de un consejo o de una asamblea. Este debate tiene importancia para comprender el sentido de la idea del Estado que está supuesta en El Estado comercial cerrado, por lo que arroja luz sobre los referentes que puede haber tenido Fichte en vistas a la hora de delinear su propuesta política.

11En esta reseña me he detenido, por razones de espacio, en el primer capítulo del libro de Nakhimovsky. Sin embargo, considero de mucho interés los capítulos posteriores, donde el autor se ocupa de cuestiones relevantes al comercio en la Europa de 1800, el republicanismo en la teoría y en la práctica, y la economía política de la voluntad general.

12En suma, el texto de Nakhimovsky constituye un gran aporte para los estudiosos del pensamiento político, económico y social de Fichte, en la medida en que nos permite ubicar en su contexto específico gran parte de sus problemáticas y tesis centrales, identificando sus referentes e interlocutores.

Inicio de página

Para citar este artículo

Referencia electrónica

Héctor Arrese Igor, « Isaac Nakhimovsky, The Closed Commercial State. Perpetual Peace and Commercial Society from Rousseau to Fichte », Revista de Estud(i)os sobre Fichte [En línea], 10 | 2015, Publicado el 01 septiembre 2015, consultado el 28 junio 2017. URL : http://ref.revues.org/628

Inicio de página

Autor

Héctor Arrese Igor

Artículos del mismo autor

Inicio de página

Derechos de autor

© EuroPhilosophie

Inicio de página
  • Revues.org